Poesía

"EQ", de José Luís Gutiérrez Rocha

Ratio:  / 0
MaloBueno 






EQ


A


Comienzo a resplandecer en un laberinto lleno de puertas,

de entradas y salidas,

brillos y platas,

cerrojos y bienvenidas.


Comienzo a parecer

a reflejarme en agua, en hielo

en fustes de sombras, en vanos de luz

en cuentas afiladas que arden de lustre, de niebla

albor de tiniebla

nada más.


Comienzo a decir “no” a todo lo que falte de ti,

“no” a la penumbra y a la herida,

“no” a la voluntad de ser polvo

al arco y las larvas, al tálamo,

al fulgor,

al conjuro, al rocío, al temblor.

Comienzo a despertar de todo el ocaso

como la médula de la primera vez:

ciego de sorpresa

caliente de tu aliento,

encima de la pira,

partido, guarecido, abrasado;  

escondido entre la plática de tu voz.


Soy distinto, único de saberte

justo, permitido, paseante, visitante,

creyente de día y de tu pensamiento.


B


Aunque tú no estés

yo te hablo como si me escucharas.

Me acerco a tu oído con regalos y palabras;

tú me oyes completo el alfabeto,

cada trino de mi voz es gala de pendientes, loa de joyerías.

Tienes el oro, las suaves piedras.

Junto en mi garganta todo lo bueno,

lo hermoso y lo magnífico que quiero para ti.

Te hablo

como si me escucharas;

aunque tú no estés

yo te hablo

como si me escucharas.


C


Nadie lo sabe.

Vengo a ponerme en tus manos, al sólido embrión;

vengo a sembrarme y bendecirme: en tu carne, en tu sangre,

en la pila de tu cuello.

No lo imaginan.


Vengo a prenderme de ti,

a morder y quedarme.

Vengo a estar entre tus ojos.


Nadie pregunta.


Voy otra vez

a buscarte en tu sexo.


Nada será.


Todo tenemos

ansioso y sin palabras.

Nadie lo piensa

siempre callamos uno sobre el otro,

hacemos un sepulcro menor, extendido, casi tibio, casi nuestro.


Por eso vuelvo,

regreso a meterme en tu retina;

andar en tu calor, crecer en tu humedad.


Contigo me veo y contigo soy

como un cadáver en su tierra,

como un secreto doblado en agua,

como un párpado lleno de aire,

como un milagro tirado al fuego.


D


Pasaré todo el día en el camino de los santos

en cada uno de sus hilos.


Pasaré en mí entre perfumes

en tu boca de puntas abiertas.


Pasaré en tu cabello como un nudo que me tuviera detrás de ti

como si fuera cierto amarrarme del frío y de las horas.


Pasaré del bocado, del ánima y el tesoro.


Es sencillo.

Me estoy haciendo el demonio que riega en tus oídos,

entretenido de hablar de todos los días

jadeante de palabras

momentáneo en el fulgor

que en un momento más lleva la pierna a tempo de agua.


Bienvenido sea

sea tan amable de pasar.


(De Inbox)

José Luis Gutiérrez Rocha. Poeta mexicano nacido en Tulpetlac, México en 1977. Es autor de los poemarios “Altavoz” (2006), “I’m Flor In You” (2008), “Tres cantos para bolsas de mandado” (2014) e “Inbox” (2015). Su poesía está llena de referencias a la lengua oral, la música y el sentido lúdico de la lengua. Sus principales preocupaciones poéticas son la palabra misma y cómo el lenguaje crea y representa el mundo. Se rumora que su poesía es minimalista, experimental y gráfica. Es autor de varios textos sobre el poeta mexicano Carlos Pellicer. Se gana la vida no como poeta, sino como músico casual y como profesor de literatura en la Universidad Autónoma de la Ciudad de México.


Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Joomla templates by a4joomla