Poesía

Cine mudo

Ratio:  / 0
MaloBueno 

Cine mudo

 

La tarde se debatía,

entre el tedio y la pereza,

qué hastío, qué aburrimiento,

qué sopor y qué paciencia.

 

¿Y si vemos una peli?

¿Cuál quieres ver? ¿en qué piensas?

Yo que mucho no pensaba,

hice que le daba vueltas.

 

Cariño, te va a salir,

el humo por las orejas.

Una neurona me dijo,

que se declaraba en huelga.

 

Ésto pasa por robarle,

horas de más a la siesta.

Yo qué sé, elige tú,

a mí me vale cualquiera.

 

¿Una de acción? ¿quizá un drama?

¿De terror? ¿una comedia?

¿Un cuento de los de antes,

de príncipes y princesas?

 

De alcobas, de torreones,

de caballeros y trenzas,

un malo que sea tan malo,

que demuestre inteligencia.

 

Buscadores de tesoros,

romances, de cenicientas,

un guión enrevesado,

que sepa dejarte a medias.

 

De piratas y motines,

enanitos y doncellas,

con soldaditos de plomo

y mágicas habichuelas.

 

Un perro que sepa hablar,

una sirena sin lengua,

con casitas de jengibre,

conejos y madrigueras.

 

Con un anciano hechicero,

un niño que nunca crezca,

una lámpara encantada,

ladrones... unos cuarenta.

 

Un cuento de los de siempre,

que acabe con moraleja,

de esos que solo hay,

ahora en las bibliotecas.

 

No supe qué contestar,

¡menuda lluvia de ideas!

No te preocupes, tranquilo,

que yo te doy la respuesta.

 

De frente se me acercó,

a un milímetro, muy cerca,

plantándome un beso enorme,

rodado a cámara lenta.

 

Un crítico hubiese dicho,

que fue toda una proeza,

que era toda la cosa,

un solo plano secuencia.

 

Sin pensármelo le dije:

Yo quiero volver a verla.

 

Beluki

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Joomla templates by a4joomla